Inspiración, Terapias

Musicoterapia

Musicoterapia

Ahora se sabe que la música provoca una respuesta fisiológica tanto de relajación (disminución de la frecuencia respiratoria, de la frecuencia cardíaca, de la tensión arterial, del tono muscular y del consumo de oxígeno) como de estimulación, produciendo activación eléctrica y liberando diferentes tipos de neurotransmisores.

Si la música nos llega a evocar diversas emociones, es porque nos toca la frecuencia específica de diversos neurotransmisores que al liberarse nos provocan recuerdos, sentimientos e incluso estados alterados de conciencia, que nos ayudarán a la comprensión de nosotros mismos y de la vida.

Diversos estudios han llegado hasta la estimulación transcutánea del sonido en ritmo alfa y theta, además de los sonidos de los planetas del sistema solar y de la naturaleza así como la voz del propio paciente. Todos ellos en diferentes octavas de velocidad, han propiciado en el individuo la comprensión del origen de su malestar psicológico o enfermedad física.

Los desafíos psicológicos y/o ambientales han causado caos en nuestra mente, por lo que ocurre una reordenación mental y una consecuente liberación con un salto de mejor entendimiento de la vida.

Se ha documentado científicamente que este paso de esclarecimiento mental o de iluminación está precedido de liberación de gran cantidad de endorfinas.

Otros estudios han demostrado cambios electromagnéticos y en la bioluminiscencia del cuerpo humano al ser expuesto a diversas tonalidades, por lo que los sonidos ricos en armonías son los más benéficos para el ser humano. Éstos se obtienen por medio de: la voz (cantos gregorianos y de los monjes tibetanos), instrumentos tribales (tambor), cuencos o campanas tibetanas y por parte de la naturaleza el sonido de los grillos y cigarras.

Estos sonidos provocan la liberación de neurotransmisores e inducen al ritmo alfa y theta.

Nos podemos relajar mental y físicamente, con una mejora y aumento en el aprendizaje, memoria e inteligencia, es decir, pasar a otro nivel de comprensión de la vida (fenómeno Eureka, sensación de Ah), gracias a la música. Por diversos estudios se ha comprobado que dichas técnicas provocan gran cantidad de liberación de neurotransmisores, principalmente endorfinas, pero también de la dopamina, psicodélica endógena y serotonina entre otras.

La música nos entretiene pero es capaz de aportarnos mucho más, especialmente, en el ámbito de la salud. En un reciente estudio llevado a cabo por la investigadora Nina Kraus, de la universidad de Northwestern (EE.UU), se puso de manifiesto el impacto biológico de la música en el envejecimiento cerebral. Las conclusiones constataron que un entrenamiento musical de larga duración durante la infancia y/o adolescencia puede reducir la degeneración neuronal que, inevitablemente, se produce con la edad. De nuevo, se sugiere la gran capacidad de la música para potenciar la plasticidad cerebral, insistiendo en que es uno de los mejores patrimonios que podemos dejar a nuestros hijos/as es la educación.

En OptimizArte te ofrecemos sesiones grupales para niños y sesiones individuales tanto para niños como para adultos.

Las aplicaciones clínicas de la musicoterapia son:

  • Hiperactividad.
  • Déficit de atención.
  • Autismo.
  • Parálisis cerebral.
  • Discapacidad sensorial.
  • Dificultad aprendizaje.
  • Problemas de integración social.
  • Estrés.
  • Parto.
  • Trastornos de desarrollo.
  • Trastornos del lenguaje.
  • Dolor.
  • Otras.

Los beneficios derivados de la musicoterapia son:

  • Correcta articulación en el lenguaje.
  • Incrementar o disminuir la energía muscular.
  • Regular la respiración.
  • Incrementar la extensión de los reflejos musculares.
  • Alivio en afecciones psicosomáticas (asma, estrés, ulceras,…)
  • Desarrollo cerebral.
  • Cambios emocionales.
  • Ayuda en síndromes de fatiga.
  • Liberación de tensiones emocionales.
  • Incremento en la seguridad y estabilidad emocional.
  • Mejora en la capacidad de comprensión.
  • Ayuda en la introspección.
  • Facilita la comunicación.
  • Incrementa la capacidad de expresión.
  • Modificar pautas de comportamiento.
  • Mejora psicomotriz.
  • Aumento de la creatividad.
  • Otros.

La musicoterapia es beneficiosa tanto para personas con algún tipo de trastorno como para cualquiera que quiera hacer de la música una forma de desarrollo personal.

Para las sesiones grupales tu niño necesita ropa cómoda y calcetines, pues se realizan muchos juegos con instrumentos y de percusión corporal donde necesitará moverse.

Dependiendo de cada caso será recomendable las sesiones en grupo o individual.

Las sesiones de adultos serán individuales y grupal en caso de los talleres.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s