Blog

Meditación sí, también para ti.

Muchas son las formas de aprender a meditar y el objetivo de este post es poder acercarte un poquito más a la meditación, amadísima por quien la practica, hasta podría decir que en ocasiones necesaria, y hasta temida por otros que no han tenido la ocasión de sumergirse en tremendo vacío tan lleno de plenitud.

Llevo varios años practicando meditación en sus múltiples formas y te puedo asegurar que si alguna forma no he practicado, es porque no ha caído dentro de mi zona radar de conciencia…

Son infinitamente nombrados y ahora  demostrados científicamente, los beneficios de la meditación.

Después de llevar tiempo meditando te puedo decir también, que descubrí que sin conciencia de ello, había estado meditando en la práctica de algunas actividades, así que es posible que tú también hayas meditado o lo estés haciendo sin saberlo.

En mi opinión, si hay alguien que haga una clara y práctica descripción sobre la meditación, ese es Osho, que la define como una mera observación, ser un testigo… sin connotaciones religiosas y del cual te recomiendo su libro “Meditación, la primera y última libertad”. Te recomiendo este libro por su facilidad de comprender, por su claridad a pesar de su profundidad y por que tiene muchos tipos de meditaciones activas entre las cuales puedes encontrar aquella que te sea más cómoda, además que con algunas te pondrás en forma…

Mi experiencia con el libro fue muy anecdótica! Allá me aventuro yo con mi libro nuevo (no fue el primero de meditación), con la disposición de experimentar todo lo que allí había y que resonaba fuerte dentro de mí, era la época que mi hija mayor empezaba la guarde, y ese ratito de tarde de hora y media, estaba reservado para ello.

-“Elena! ¿Vienes a tomar cafe?” y a pesar de ser una enamorada del café respondía…

– No, gracias! Me voy a meditar! ¿Te vienes?.

– A meditar????? Eso como es????…

No se en que momento exacto se convirtió en la hora de meditación de varias personas en casa… Además si te animas a leerlo, y mejor, practicarlo, verás que algunas no se tratan de meditaciones muy discretas… pero sí muy efectivas, sobre todo para empezar a entrenar tu mente.

Otra forma de meditar es lo que yo conocía en su momento como Vipassana, otra técnica de observación y foco en una sola cosa sin juicio alguno, desde el cuerpo, la mente, hasta llegar a trascender el ego y encontrar las verdades universales.

Para comenzar, puedes probar a hacer unas cuantas respiraciones conscientes, sintiendo cada respiración, las sensaciones de tu cuerpo… o simplemente sentir los pies cuando caminas, tu postura,… lo puedes hacer mientras limpias tu casa o sacas a pasear al perro! Como también el acto de comer, darte una ducha…

Es crear el hábito poco a poco, un día una respiración, al día siguiente dos,… Ésta y las meditaciones activas de Osho las recomiendo especialmente a quien como yo en el momento de empezar a meditar, no pueda parar un momento o sea muy activo.

O quizá te pueda interesar un concepto más moderno, el mindfulness, que tiene como base el mismo principio de foco y neutralidad, sin ningún enfoque religioso o místico.

Para los enamorados de las meditaciones guiadas, con un toque espiritual precioso y lleno de sabiduría, recomiendo totalmente las meditaciones de Susurros de Amor, entre las que destaco su curso de abundancia, en las que hay una parte teórica dirigida por la dulce voz de su creadora y una meditación guiada al final. Las puedes encontrar en Youtube.

También el deporte, si lo practicas en presencia, en conciencia, puede convertirse en tu meditación, o por lo menos en un paso hacia ella. Cualquier deporte sería adecuado, para empezar te recomiendo natación, pilates, tai chi,… que integran la respiración en el movimiento. Y ni que decir del beneficio que esto trae a los niños, en las clase de natación que impartía cuando trabajaba en el gim, siempre había meditación y yoga y los resultados eran maravillosos con solo 10 minutos!.

Y si la pareja para ti es también campo fértil de crecimiento personal, te encantará conocer el tantra,  neotantra, o infinidad de vertientes que convierten la sexualidad en tu mejor meditación y camino, y es que, si hay algún momento que te conecte al presente de forma conciente o inconsciente, sin duda será en este.

Y por supuesto hay infinitas formas más profundas de meditar, al igual que objetivos intermedios a la trascendencia del ego o el silencio de la mente, como por ejemplo la generación de estados de bienestar, inspiración, rendimiento… Simplemente un pellizquito para que te animes a comenzar este camino que para mí, se ha vuelto el hábito más maravilloso y que sin duda, practico cada día.

Un abrazo en plena presencia,

Elena Danasther.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s