Blog, Crecimiento personal

Espacios de Tiempo Feliz.

¿Cuantas veces oyes o dices la expresión “no tengo tiempo para mi”? o “es que mis obligaciones no me permiten disfrutar”.

Después de ejercicios de gran profundidad de conexión a la Tierra, al presente, a mi corazón, de experimentar a fondo mis emociones, descubrir mis pasiones y ponerme en marcha, de querer dar lo mejor de misma para ayudar a que los demás lo hagan y Sentir cada momento como único, con toda su intensidad… en fin, en plena transformación, cómo si mi intuición me estuviera avisando de los cambios que estaban próximos, sentí una necesidad de que todo lo que me rodea estuviera en sintonia con lo mejor de mí, de expresarme con todo mi potencial en todas las áreas de mi vida. Para ello he encontrado varias herramientas que quizá puedas utilizar para crear en tu vida espacios y tiempo de felicidad y plenitud.

Una de ellas fue un libro llamado “la magia del orden” de Marie Kondo, en la que la metodología consiste en coger cada objeto uno a uno y preguntarte “¿me hace feliz?”. Te recomienda que comiences con lo mas fácil como la ropa y sigas.

Y que razón! “Doing!” Se me encendió la bombilla y pensé “reunión de chicas!” Les recomendé que hicieran lo mismo y nos reuniéramos por si alguna de las prendas que no fuéramos a usar le hiciera feliz a otra persona, fue estupendo y divertido! y el armario no solo se vació sino que se llenó de más tiempo para mí y felicidad puesto que aquello que te quedas es lo que realmente feliz y ¿si no? ¿para que lo dejas?.

Después vinieron los libros, objetos, ropitas de cuna y bebé, juguetes, y un gran etcétera que podrás imaginar… Pero, todo esto me hizo meditar sobre la situación y comprender el verdadero desapego que describen varias filosofías, ¿que es realmente el desapego? ¿hace falta irte a un retiro para comprender que no necesitas nada? ¿o lo puedes practicar en tu día a día? ¿es realmente una no necesidad, o más bien saber identificar que amas realmente y que es producto de la imagen que tienes de ti mismo?

Entrando en esta dinámica me dispuse a hacer esta pregunta ante cada situación de mi vida, ¿me hace realmente feliz? ¿hay sinergia con el amor de mi corazón? ¿realmente me proporciona felicidad y abre mi corazón? ¿cómo puedo hacer que sí lo haga?

Y voilá! Cambio radical! De ropa, de casa, de negocio, tiempo para mi y mis hijas, para mis pasiones…

Otra herramienta es observar el espacio de casa, ¿consigue hacerte sentir como te gustaría?, quizá la decoración se ajusta a unos estándares o a la moda pero… ¿te hace feliz?, ¿te inspira?. Por ejemplo, tu habitación, ¿crea un ambiente que incite a un encuentro romántico o apasionado? ¿Qué elementos podrían hacerlo? En resumen, ¿tu hogar te motiva?. La nueva tendencia ha creado tacitas que te recuerdan todas las mañanas que vayas a por tus sueños, cuadros con frases inspiradoras,… aunque también lo puedes crear tu mismo/a, y si te hace feliz encontrar un ramos de flores al entrar a casa pues… ponlo al salir!

Para concretar:

  • Quédate solamente con lo que te hace feliz, ganarás en tiempo y espacio además de sentir una gran ligereza interior.
  • Crea un hogar que satisfaga tus necesidades, que te haga motivarte.
  • Pregúntate sinceramente en que ocupas tu tiempo y da prioridad a aquello que te haga feliz, lo demás también serás más feliz haciéndolo.

arreglos-florales-en-el-DF

Un gran abrazo,

Elena Danasther.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s